16 de mayo de 2011

No son Balas, MJM

No son balas...
son cohetes.
No son botas marchando,
son truenos
Eso no es humo,
es niebla
y esos son árboles,
no soldados.
No, no huele a pólvora,
sino a jazmín.
Tu padre se fue a la guerra,
no a la ciudad
y murió por la patria,
no nos abandonó
Yo no lloro,
nomás lo extraño.
Esto no es un río...
es tu cuna.

¡Julia!
Eso no es tu hijo
¡Es un muñeco!
¡Oh! Tu hermana está loca, Javier.

No, papá...
No está loca,
está muerta.


Hoy, cumpleaños de mi escritor favorito, Juan Rulfo, quiero dejarles un homenaje que el chorero y blablablero Mauricio Jiménez Morocco ha preparado hace un tiempo con respecto a Pedro Páramo.

No hay comentarios.: