28 de febrero de 2012

Esa mujer


Recuerdo a esa mujer. Por las noches se trasnformaba en cuervo y dependiendo de su estado de ánimo en sierra eléctrica, guitarra acústica o llave de cruz. 
Esa mujer me torturaba como cama de clavos con sus pétalos de rosa y luego se echaba a volar como murciélago en el día después de tragarse mi sangre de petróleo. 
Esa mujer era un pescado que me atrapaba con sus anzuelos cuando andaba yo de pájaro. 
Arrumbado en el desván, me agarró de su juguete olvidado y yo disfrutaba de esa mujer-jaula-espejo que me dominaba tendiéndome la cama. Era una aspiradora que se tragó mis relojes y mis te quiero de hospital para internarme en un manicomnio. Pero me sanó con sus heridas invisibles y se desvió del camino fácil sobrevolando la zona en mi avión de papel que no utilizó más cuando se transformó en una nube. Me llovió sobre mojado en la ciudad que descubrimos allá por 1520 pero se fue en forma de ola sin decirme adiós con tantas manos que tenía esa mujer pulpo. Me dejó como el solo de violín, con una orquesta New Age de fondo. Y aunque era un cuervo por las noches, cuando pensaba en ella siempre era La Mujer.

México-Tenochtitlan
Adolfo Ramírez @QueNoSoyBatman

"Mujer llorando" - Picasso

No hay comentarios.: